Más allá del acento Cockney

St Mary Le Bow, Cheapside EC2 (2, spire) - geo...

St Mary Le Bow, Cheapside EC2 (2, spire) – geograph.org.uk – 423184 (Photo credit: Wikipedia)

Sir Winston Churchill dijo una vez que los estadounidenses y los británicos son “un pueblo dividido por una lengua común” … y en el caso del Cockney tal vez tenga razón. En la revista Algarabía me encontré con un artículo acerca de acentos londineses, y ahi se menciona precisamente este acento, pero puede uno ir un poco más allá de solo sonidos.
Seguramente ya se han deleitado con el acento tal, vuelto famoso en películas basadas en las novelas de Dickens por ejemplo. Más aún, el acento australiano tiene sus raíces en la cultura cockney, gracias al alto porcentaje de presos que fueron enviados allá por los británicos cuando Australia era usada como una colonia penal.
Para ser un ‘verdadero’ cockney, uno debe nacer bajo el tañido de las campanas de Bow. Es decir, la Iglesia de Mary-le-Bow en Cheapside, Londres. Dicen que su sonido se propaga a una distancia de unos tres kilómetros, lo cual define mucho mejor el área del acento cockney que un estudio geológico de estratigrafía.
Los cockneys son famosos por dejar fuera el sonido de la ‘H’ (que interesante que le digan a uno lo de la “H muda”, la ironía…) al inicio de palabra y lo cual daría un coraje guardado a la profesora de inglés. Otra son precisamente el intercambio de sonidos por paros glotales. Sin embargo, para mí, una de las mayores características distintivas de su lenguaje, más allá de geografía o acento es la atractiva e interesante rima en el argot.
Según cuentan las malas lenguas, en sus andadas, el típico cockney se encuentra con gran frecuencia en conflicto con la ley. No es raro así que grupos de cockneys fuesen transportados juntos para entran en custodia, obviamente escoltados por la policía. Así, el hablar abiertamente entre ellos y al mismo tiempo evitar que otros entendieran sus intercambios, era de gran importancia. Así pues, el ingenio cockney ideó un sistema de asociación de palabras / frases que sólo la aquellos dentro del circulo podrían seguir. Así nació el “Cockney Rhyming Slang”.
Es muy sencillo, de verdad. Por ejemplo:

  • Dog and bone = telephone – teléfono
  • Apples and pears = stairs – escaleras
  • Trouble and strife = wife – esposa

Así, si un cockney quiere que usted suba las escaleras para decirle a su esposa que atienda el teléfono podría decir algo así como “Get the apples and tell the trouble to attend the dog” – o como quien dice “Toma las manzanas y dile al problema que atienda al perro”. Clarisimo, ¿no es así?

Obsérvese la técnica: la frase es normalmente conformada por un par de palabras, es la segunda palabra en la rima-oración donde está el vínculo entre la palabra que se quiere “traducir”, pero cuando se habla solo se dice la primera. A veces, sin embargo, para enfatizar la palabra, la frase entera puede ser utilizada.

Es posible encontrar en una buena librería (al menos de Londres) diccionarios de rima de cockney. Como la mayoría de la jerga, su uso está en constante evolución por lo que siempre hay nuevas rimas y oraciones.

Aquí otro ejemplo:

“’Allo me old china – wot say we pop round the Jack. I’ll stand you a pig and you can rabbit on about your teapots. We can ‘ave some loop and tommy and be off before the dickory hits twelve.”

or, en traducción al inglés:

Hello my old mate (china plate) – what do you say we pop around to the bar (Jack Tar). I’ll buy you a beer (pig’s ear) and you can talk (rabbit and pork) about your kids (teapot lids). We can have some soup (loop de loop) and supper (Tommy Tucker) and be gone before the clock (hickory dickory dock) strikes twelve .

O en castellano mexicano:
Hola güey, que dices si nos vamos al bar, te disparo una chela y me platicas de tus chamacos. Nos echamos una sopa y una cenita y nos vamos antes de las doce. (o algo por el esitlo)

Una nota de precaución: nada suena peor que un visitante tratando de “embellecer” su discurso usando rimas cockney. Si usted está considerando visitar un mercado turístico en el East End (sobre todo ahora con las Olimpiadas) o en el pub y quiere utilizar sus conocimientos del vernáculo, se pueden usar términos sencillos y uno olvide desplegar una sonrisa, pero hágalo sólo cuando la ocasión lo amerite. De lo contrario, tal vez sus interlocutores no estén seguros si les está “taking the Mickey” (Mickey Bliss – piss – si requieren explicación no duden en preguntar) o no.

ACTUALIZACIÓN

Acabo de ver este video en el sitio de BBC Sports acerca de los Juegos Olímpicos. En el video, atletas Norteamericanos tratan de imitar el acento cockney… ¡Ja!