Los Investigadores del Mañana

English: British Library (modern building in f...

English: British Library and St Pancras station with Euston Road on the right, London.

Parece ser que pocos estudiantes de doctorado exploran nuevas tecnologías en sus investigaciones o entienden la variedad de información disponible para ellos, de acuerdo a un reporte encargado por la British Library y JISC (un cuerpo para la tecnología en la educación superior en el Reino Unido). El reporte puede ser visto aqui (en inglés).

“Los investigadores del mañana” publicado el 28 de junio, encuestó a más de 17,000 estudiantes de doctorado (en el Reino Unido) en un período de tres años, siguientdo 60 a profundidad y en particular a los nacidos entre 1982 y 1994, la llamada Generación Y.

El reporte afirma que a pesar de ser conocedores de la tecnología, la Generación Y de estudiantes de doctorado saben muy poco sobre la variedad y la autenticidad de la información de investigación disponible en nuevos formatos, como bases de datos en línea, revistas electrónicas y depósitos, y pocos saben cómo acceder a esta información.

También tienen poca comprensión acerca del tema de acceso abierto y los derechos de autor. Muchos creen que los supervisores no aprobarían el citar documentos acceso abierto o libre y sólo el 26 por ciento saben que los donantes y fundaciones están empezando a esperar el acceso abierto a la investigación que apoyan.

Julie Carpenter, una de las co-autoras del reporte y directora de la consultora Education for Change afirma que los resultados sugieren un descuido hacia los estudiantes de doctorado, los cuales han experimentado una sensación de aislamiento.

Apoyo institucional – en términos de oferta de bibliotecas, información sobre el entorno de la investigación y de formación – no está funcionando y tiene que haber un “cambio de paradigma” en la forma en que el sector da ayuda y se compromete con los estudiantes de doctorado, dijo.

“Hay una desconexión entre las organizaciones estratégicas como JISC, [que] se han empeñado en decir que se deben utilizar estas herramientas maravillosas, promover el intercambio y mover a la investigación a la era electrónica dentro de las propias instituciones”, agregó Carpenter.

La aversión al riesgo

Esto se refleja en otro de los hallazgos del estudio: que aunque los estudiantes de la Generación Y utilizan algunas herramientas en línea tales como marcadores (bookmarks) y RSS, muy pocos emplean tecnologías de colaboración como los wikis, los blogs y Twitter en sus investigaciones, a pesar de utilizar estas herramientas en su vida personal.

Debbie McVitty, representante de investigación y políticas para postgraduados en la National Union of Students (Reino Unido) y miembro del grupo asesor de estudios, atribuye en parte la aversión al riesgo a la presión sobre los estudiantes de doctorado para completar sus estudios en lugar de crear una buena investigación.

“La gente que va a adoptar [tecnologías] tempranamente son probablemente las personas, tales como profesores, que están más establecidas en su posición y pueden permitirse el lujo de ser más experimentales”, dijo.

“El acceso a un trabajo académico puede ser un tanto difícil – y por tanto no se quiere correr ningún riesgo.”

Junto a personal de biblioteca y administradores de universidades, los supervisores tienen que desempeñar un mejor papel en informar a los estudiantes, con apoyo de la medida de sus campos de estudio, e dijo McVitty.

El informe también encontró una “dependencia sorprendente” por los estudiantes de doctorado en las conclusiones de otras personas en lugar de las fuentes originales.

Según la encuesta, en cuatro de cada cinco casos, los estudiantes de doctorado busca los libros y documentos publicados durante su búsqueda de información para apoyar su investigación, en lugar de material “primario” como muestras, archivos y bases de datos.

Los estudiantes también deben recopilar datos y hacer investigación original además de explorar esas fuentes secundarias, comentó Carpenter, pero este hallazgo puede identificar una tendencia que, si se verifica, tendría “consecuencias muy graves”.